Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD)

La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, sobre Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) supone una gran modificación del régimen sobre protección de datos de personas físicas que antes regulaba la LORTAD.

Esta Ley introduce firmemente en la cultura jurídica actual la defensa de la intimidad y privacidad de los ciudadanos y consumidores, a los que reconoce un conjunto de derechos y obligaciones de la empresa:

  • Deber de información al interesado cuando recaban sus datos.

  • Permitir a los interesados el acceso, rectificación, cancelación y oposición a dicho fichero.

  • Inscripción de los ficheros en el Registro General de Ficheros de la Protección de Datos.

  • Documentos de seguridad. (art. 88 RD del 1720/2007).

  • Implantación de medidas de seguridad de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos tratados.

  • Auditorias periódicas que garanticen tanto el cumplimiento de la normativa como el de las medidas de seguridad implantadas.

  • Contratos, si en el tratamiento de los datos intervienen terceros, tales como proveedores de servicios o empresas de alojamiento.

  • Formación de los empleados de la empresa para cumplir con lo estipulado en el Documento de Seguridad.

  • Sin embargo, la falta de precisión en términos y situaciones hace que su aplicación sea difícil y que las empresas y profesionales afectados tengan que adoptar medidas técnicas y legales para evitar cualquier tipo de sanción.